Epilepsia, un problema neurológico que puede iniciarse a cualquier edad

Los pacientes crónicos deben estar concienciados del curso y tratamiento de la enfermedad y educar a los familiares y amigos a intervenir en una crisis. No todas las personas que sufren crisis epilépticas tienen epilepsia, algunos sólo sufren una convulsión en su vida y nunca tienen otra.

La epilepsia es una enfermedad en la que las crisis epilépticas reaparecen como resultado de una lesión cerebral estructural. Las crisis epilépticas son unas descargas neuronales corticales descontroladas, pueden ser focales o generalizadas.
 
Etiología
No todas las crisis epilépticas tienen causa determinada, la mayoría comienzan antes de los 20 años. Durante el desarrollo infantil y el crecimiento en la niñez, el cerebro está expuesto a desarrollar ciertas enfermedades, algunas de las cuales, están relacionadas con la epilepsia.
En los adultos, la causa de las crisis epilépticas, sería: traumatismo craneoencefálico, alcohol, tumores cerebrales. Ver tabla 1.


TABLA 1. ETIOLOGÍA DE LA EPILEPSIA SEGÚN LA EDAD

NEONATOS:
Hispoxia neonatal.
Infecciones (meningitis, encefalitis, abscesos cerebrales).
Traumatismos craneoencefálicos. (TCE).
Trastornos metabólicos.
Malformaciones congénitas.

INFANCIA < 12 AÑOS:
Crisis febriles.
Infecciones.
TCE.
Tóxicos y defectos metabólicos.
Enfermedades degenerativas cerebrales.

ADOLESCENCIA:
TCE.
Infecciones.
Enfermedades degenerativas cerebrales.
Alcohol.

18 – 35 AÑOS:
TCE.
Alcoholismo.
Tumores cerebrales.
 

35 – 50 AÑOS:
Tumores cerebrales.
ACV.
Trastornos metabólicos.
Alcoholismo.

> 50 AÑOS:
ACV.
 
 
Síntomas
Los síntomas más frecuentes en crisis epilépticas son: – Ver tabla 2 -.


TABLA 2. SÍNTOMAS MÁS FRECUENTES
 
Convulsiones y rigidez corporal, precedidas de cambios de humor, irritabilidad, mirada fija o cefalea.
Caída súbita, sin ningún motivo aparente.              
Pérdida del control de esfínteres.
Fiebre alta.
Sudoración, nauseas, palidez.
Falta de tono muscular.
Posible pérdida de la consciencia.
Pérdida de memoria transitoria.
 
 
Clasificación 
Crisis parciales o focales:Se deben a una descarga eléctrica en una zona concreta de la corteza cerebral. Si la descarga se extiende al resto del cerebro hablamos de generalización secundaria. Las crisis parciales se dividen en crisis parciales simples (sin pérdida de conciencia), pueden ser motoras (contracción muscular involuntaria), sensitivas (parestesia o alucinaciones) o psíquicas (alucinaciones e ilusiones complejas); y crisis parciales complejas (con pérdida de conciencia, pueden comenzar con aura), pueden ser motoras o sensitivas.
 
Crisis generalizadas:Desde el principio existe una descarga en ambos hemisferios cerebrales. Diferenciamos diversas formas de presentación: crisis de ausencia (pérdida de conciencia acompañada de movimientos involuntarios). Mioclónicas: movimientos involuntarios rápidos de todo el cuerpo o extremidades. Tónicas: Hipertonía generalizada, se caracteriza porque el paciente emite un grito característico. Clónicas: Contracción simétrica de las extremidades sin pérdida de conocimiento. Tónico – clónicas: también denominadas crisis de Grand mal, comienza en fase tónica y después fase clónica. Pueden preceder de aura con molestias en epigastrio. Se produce pérdida de conocimiento, cianosis, relajación de esfínteres.
 
Tratamiento
El primer tratamiento eficaz en el control de la epilepsia consistía en la utilización de depresores inespecíficos del SNC. Hasta los años 50, la epilepsia era tratada con fenobarbital e hidantoínas. En la década de los 90 surgen una serie de nuevos antiepilépticos que intentan incrementar la eficacia del tratamiento y reducir los efectos secundarios.

Una alternativa terapéutica a aquellos casos de epilepsia fármacorresistente es el tratamiento quirúrgico.

Principales FAE – Ver tabla 3 –


TABLA 3. MECANISMOS DE ACCIÓN DE LOS FAE (FÁRMACOS ANTIEPILÉPTICOS).
MECANISMOS DE ACCIÓN
↑ RECEPTORES GABAa
INHIBIDOR CANALES DE NA+
↑ FLUJO IONES CL
↓ CORRIENTE T. TALÁMICA
FÁRMACOS
Fenobarbital
Pentobarbital
Primidona
Gbapentina
Topiramato
Vigabatrin
Lamotrigine
Acetazolamida
Tiogabine
Felbamato
Hidantoína
Carbamace-
pina
Diazepam
Clonazepam
Lorazepam
Diprazepam
Clobazam
Etosuxamida
Trimetiloxazoli-
dindiona
Parametadona
Trimethadiona
 
Actuaciones ante una crisis epiléptica
 
 Durante
  • Dejar tumbado al paciente y retirar objetos para evitar que se golpee con
    ellos; Colocar algo blando debajo de la cabeza.
  • Controlar, desde el inicio de la crisis, la duración y la pérdida del control de esfínteres.
  • Aflojar prendas de vestir que opriman (principalmente cuello y cintura) y así favorecer la respiración.
  • Evitar la mordedura de la lengua colocando un pañuelo entre los dientes o cánula de güedel para mantener la permeabilidad de la vía aérea. Si ha cerrado los maxilares, no forzar para evitar posibles fracturas.
  • No sujetarle, porque podrían ocasionarse lesiones al paciente.
  • Dejar que termine de convulsionar.
 
Después
  • Valorar el estado del paciente, comprobar vía aérea, si respira, si tiene pulso, temperatura y glucemia. Si la convulsión es de origen febril, será necesario aplicar medidas físicas y retirar la ropa.
  • Mantener la vía aérea permeable, colocar en decúbito lateral si no existe ninguna contraindicación.
  • Tranquilizar al paciente y reorientarle, favorecer un ambiente no muy luminoso.
  • Evitar que se duerma y no administrar ningún alimento o bebida por vía oral.
  • Si repite de nuevo la crisis epiléptica sin recuperación de conciencia, llamaremos a urgencias: 112.
 
Educar al paciente y familia

Estilo y hábitos de vida
Un estilo de vida sano, en el que se realice ejercicio físico con frecuencia, evitando el consumo de drogas (incluyendo tabaco y alcohol), una dieta equilibrada y hábitos de sueño regulares, son consejos básicos para todas las personas, y sobre todo, para el paciente epiléptico.
El ejercicio excesivo, permanecer despierto más de 16 horas, la ingesta de alcohol, sustancias estimulantes, o estar sometido a estímulos luminosos repetidos e intensos sin protección ocular, temperaturas extremas, son factores de riesgo que potencian las crisis epilépticas. Por ello, el primer consejo es evitar estos y aquéllos otros factores que el paciente conoce como estímulos que le pueden provocar una crisis.
Es muy importante el cumplimiento estricto del tratamiento, así como el seguimiento médico. El paciente no deberá confundir no haber sufrido crisis en un largo espacio de tiempo para que siga cumpliendo el tratamiento.
En el paciente que sufre de crisis epilépticas, se prohíbe la realización de ejercicio físico o deportes de riesgo  y el realizarlos en solitario. Se aconseja realizar las actividades deportivas en equipo o acompañado.

Educación familiar

Animar al paciente a compartir el diagnóstico con familiares, amigos, compañeros. El diálogo abierto le previene de posibles crisis y permite que puedan actuar. Concienciar a sus allegados de la importancia de una actuación inmediata ante una crisis.

Conclusión 
El paciente crónico puede llevar una vida normal pero, desde el inicio de la enfermedad deberá involucrarse en ella, siguiendo un estilo de vida saludable, asistiendo a sus revisiones médicas, cumpliendo el tratamiento, implicarse en la reducación sanitaria. Igual de importante es la implicación de familiares y amigos en el ámbito de la educación, convirtiéndose en el principal apoyo del paciente.

Ante cualquier duda, acudir a su profesional sanitario, es muy importante solucionarlas.
 


Bibliografía
  1. Cruz M., González I. Compendio DAE de patologías. Madrid. DAE. 2009, 323-326.
  2. Sharon MS., Cassio MA., Trastornos cerebrales. Epilepsia. American Medical Association. Núm. 16. Vol. 305. 27 abril 2011, 1722.
  3. NINDS (National Institute of Neurogolical Disorders and Stroke).
  4. Fernández A., Porcel AM., Procel MB., Protocolo e actuación ante emergencias en centros educativos y deportivos andaluces. 2006, 16.
  5. Saíz RA., Información terapéutica del SNS. Nº 2, Vol. 28, 2004, 1-7.
  6. www.sen.es
  7. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/
  8. http://www.fisterra.com/salud/1infoConse/epilepsia.asp
  9. www.diariomedico.com
 

 

. . . . . . . . . . .

Autores: María Luisa Jiménez Muñoz, Alfonso Francisco Sanz Caba. Enfermeros

Menú