Administración de enemas por colostomía

Esta publicación intenta dar a conocer alguna alternativa más eficaz a la hora de administrar enemas en pacientes ostomizados. Para ello vamos a explicar la técnica por la cual se introduce una solución en el colón a través del estoma intestinal. Siendo una técnica infrecuente se suele practicar en pacientes oncológicos que por estreñimiento debido a su inmovilidad pueden precisar la administración de un enema.

OBJETIVOS
Controlar el hábito intestinal.
Administrar algún medicamento.
Facilitar limpieza intestinal.
Producir una evacuación del contenido del colón.
Controlar el dolor.
 

 
RECURSOS HUMANOS:
Enfermero/a
 
RECURSOS MATERIALES:
Guantes
Bata
Gasas
Cuña
Suero fisiológico
Equipo de irrigación
Sonda rectal o vesical tipo foley
Jeringa de 10cc
Bolsa de drenaje abierto
Lubricante hidrosoluble
Empadador
Portasueros o soporte
Bolsa para desechos
Esparadrapo

 
TÉCNICA 
Preparar el material necesario
Se preparará según la prescripción médica a una Tª de 37ºC. Junto al resto del material antes citado se llevara a la habitación del paciente. Se intentará poner después de las comidas.
Protección de la intimidad del paciente.
Colocaremos al paciente o bien sentado en la cama que en este caso protegeremos la cama con un empapador o bien en el inodoro.
Colocaremos todo el material en una mesita auxiliar cercana al paciente.
Colgamos la solución irrigadora en un pie de suero o soporte.
Purgaremos el sistema de irrigación junto con la sonda rectal o vesical según elijamos así evitaremos introducir aire en el colón ya que impide el retorno de heces y favorece la distensión abdominal.
Colocación de guantes.
Retiramos la bolsa de drenaje o tapón para estoma.
Colocaremos la bolsa de drenaje abierta sobre el estoma.
Introducimos el dedo en el estoma previamente lubricado para saber en que dirección introducir la sonda rectal o la vesical.
Lubricaremos la punta de la sonda con lubricante evitando ante todo lesionar el estoma o la mucosa del colon y la introduciremos a través de la abertura superior de la bolsa en el estoma muy suavemente y sin forzar.
Si hemos introducido una sonda rectal sujetaremos la sonda sobre el estoma presionando con suavidad y colocaremos la parte inferior de la bolsa de drenaje en la cuña.
Abriremos el sistema de evacuación con una velocidad lenta al principio que ajustaremos según tolere el paciente.
En el caso de elegir la sonda vesical igualmente lubricaremos y una vez introducida llenaremos el globo y abriremos el sistema de evacuación.
El paciente debe permanecer tranquilo y respirando profundamente.
Si durante la técnica el paciente tiene dolor, nauseas o calambres se suspenderá la administración.
Finalizada la administración del enema retiramos la sonda rectal o vesical y cerramos la parte inferior de la bolsa tras dejar salir el inicio de líquido y heces unos 20 minutos.
Esperaremos aproximadamente 1 hora para retirar la bolsa de drenaje con lo que podremos valorar color, consistencia y cantidad.
Limpiaremos bien el estoma y lo secaremos muy bien observando posibles irritaciones de la piel.


 

Colocaremos una bolsa de drenaje limpia.
Procederemos a la higiene del paciente si lo precisa y de la cama para que se sienta confortable y cómodo.
Retiraremos todo el material utilizado, desechando, limpiando y desinfectando según proceda.
Si lo que buscamos es regular el hábito intestinal se administrará cada 24 o 48 horas siempre a la misma hora.
Registraremos el procedimiento realizado cantidad características de las heces e incidencias que surgieran en la historia del paciente.
 

 
BIBLIOGRAFIA
 
Esta publicación esta basada en la muestra experiencia  y en la siguiente bibliografía
Guía de Colostomía. Edith Lenneberg, ET. Alan Mendelssohn, MD Linda Cross, ET
Cuidado y manejo de la Ostomía.

. . . . . . . . . . .

Autores: Ana Belén León López, enfermera de la unidad de hospitalización del hospital Gutiérrez Ortega. Valdepeñas

Menú